JOVEN360 es la única empresa especializada en talento joven

Blog img para blog 05
Queremos compartirte nuestro video oficial, que nos muestra como la única empresa especializada en talento joven de la región centroamericana.

Actualmente en nuestro  día a día observamos  constantes interacciones entre  seres humanos de distintas edades, desde actividades tan cotidianas como compartir un ascensor,  una fila del supermercado,  sentarnos al lado en las butacas del teatro, hasta situaciones más complejas como en  ambientes de trabajo, las cuales exigen resultados en concreto; Hoy en día la gran mayoría de corporaciones a nivel mundial están sufriendo un fenómeno el cual ha sido llamado ”Conflicto Generacional”, el cual consiste en ciertas dificultades al momento de relacionar en equipos de trabajo a empleados de diferentes generaciones y/o edades, en el 85% de estas situaciones, la responsabilidad del problema recae en la generación más Joven, La generación Y, fuerza laboral nacida entre 1982 a  1995.

“El Conflicto Generacional” que viven hoy en día las organizaciones, radica en la incapacidad de  una generación  en entender el porqué  del pensamiento de  la otra generación y viceversa,  ¿De dónde provienen sus ideales?, ¿Cuáles han sido sus costumbres? ¿Cómo era el mundo al momento de su crecimiento? , para lo Jóvenes de la Generación Y el  reto  es aún mayor, debido a que los Baby Boomers (nacidos entre 1945 a 1964) y la Generación X (nacidos entre 1965 a 1981) comparten muchas características en común, lo cual condena a la  Generación Y a ser  vista como el enemigo, el equivocado y el poco cooperador.

Los Baby Boomers, específicamente en el ambiente laboral se han desarrollado en base a reglas muy claras, espacios de trabajo limitados a la oficina (lo que pasa en el trabajo se queda en el trabajo), responsabilidades individuales y específicas (no hay espacio para crear ni innovar, solo ejecute), hora exacta para comenzar y terminar tu día laboral (ser impuntual es robarle dinero a la compañía), búsqueda de estabilidad (busco una compañía en el cual pueda retirarme), fiel adaptación a las jerarquías  y estructuras lineares, carreras y posiciones que duran para toda la vida, el trabajo nunca se mezcla con la vida personal,  alto sentido de la disciplina y honra, sacrificios diarios en busca del sostén familiar. Las empresas industriales y de producción tuvieron su mayor crecimiento en la época en la cual los Baby Boomers estaban iniciando su carrera laboral, por lo que lo que respetar procesos era indispensable y llegar a la cima requería de muchos, muchos años de trabajo.

Por su parte la Generación X,  son personas súper seguras, extrovertidas y competitivas, en busca de un crecimiento rápido, en busca de una idea que los convierta en líderes, basados en méritos (¿Cuánto has vendido?, ¿Cuánto le has ahorrado a la compañía? ¿Cuáles son tus KPI´S), constante búsqueda de la independencia profesional,  su desarrollo profesional se dio en la época en donde un MBA o un PHD te aseguraba el éxito, un buen guardarropa y una tarjeta de presentación ayudan a cerrar negocios y a expandir tus redes de contactos, estar en el lugar y en la hora correcta define sus planes de trabajo, la jornada laboral fue extendida al Happy Hour, el Workaholic es un objeto de admiración (incluso sexy), el vencedor es el primero en llegar a la mesa de Directores, vivir placeres y conquistas inmediatamente, para esta generación el trabajo lo es todo, y el Whatever it takes define su mentalidad en cada jornada laboral.

comic2

 

Debido a estas características “La generación Y” o “Millenials”  son vistos por ellos como Jóvenes desafiantes y retadores, con una pésima escritura, a los cuales no les gusta leer, no piden permiso sino que informan, preocupados más por el dinero que por su desarrollo , egocéntricos, muy listos y preparados académicamente pero muy impacientes, sin hambre por el trabajo, por lo cual no se adaptan a las reglas, inestables, inmaduros, poco comprometidos, pero sobre todo que han crecido con un conocimiento  tecnológico (internet, tecnología) el cual les da cierto poder, situación que aterra a las generaciones mayores.

Todos estos estereotipos los cuales en su mayoría no son ciertos, impiden que un Joven logre desarrollarse de la mejor forma dentro de una organización, levantando demasiados obstáculos en su curva de aprendizaje  y sobre todo retrasando sus posibilidades de crecimiento, esta imagen errónea del joven reside simplemente en las diferentes formas de ver la vida entre las generaciones, la manera y la intensidad con la que se vive el trabajo  ha cambiado en los últimos 60 años, los Jóvenes hoy en día debemos entender la situación a la cual nos estamos enfrentando, las llaves de este mundo nos serán entregadas tarde o temprano, no podemos congelar el tiempo y depende solamente de nosotros lograr que este traspaso de mando sea satisfactorio para todas las partes, debemos demostrar que somos capaces, sin perder nuestra identidad, adaptándonos de la mejor manera a las necesidades y expectativas de los profesionales con mayor experiencia , de los cuales podemos aprender muchas cosas y simplemente están buscando en nosotros evidencias que demuestren que somos capaces de tomar las riendas  y hacer crecer cada vez más la economía, de una manera innovadora y utilizando las características positivas propias de nuestra generación.

La generación de los Baby Boomers y X, deben entender que los Jóvenes profesionales no vemos el trabajo de la misma forma que ellos,  nosotros debemos conectar nuestra pasión con lo que nos dará de comer de ahora en adelante, somos nativos tecnológicos y hemos entendido que estas herramientas nos ayudan a ser mucho más productivos y asertivos, nos emociona el tema de ayudar a los demás, impactar al  mundo con temas de responsabilidad social, somos sumamente adaptables y no creemos en espacios físicos de trabajo, somos ciudadanos del mundo y nos encanta trabajar en comunidades, el Co-Working es parte de nuestra estrategia de desarrollo.

Entonces, ¿Qué esperan las otras generaciones de mí?

Sin embargo  existen ciertas reglas no negociables que nosotros como jóvenes debemos cumplir para logar armonía en los ambientes de trabajo con otras generaciones, estas giran alrededor de una buena actitud hacia el trabajo, la pro actividad  y anticipación a los problemas con iniciativa,  capacidad de afrontar problemas de una manera clara y directa, ser respetuosos, apegarnos a ciertas reglas (ser puntuales), continua búsqueda de la calidad, asegurarnos y verifica antes de realizar algo, no culpa a otros, atención a los detalles, ejecutar, asumir retos, cerrar círculos, ser agradecido, buscar aprender constantemente, saber reconocer y aprender de los  errores, preguntar y saber escuchar, dejar las EXCUSAS a un lado y tener los VALORES bien puestos.

Como Jóvenes debemos comenzar nuestra carrera profesional con un fin en la menta, buscando contar historias constantemente, ganando experiencias e involucrándonos en proyectos, logrando cumplir metas a corto plazo, sin procrastinar (no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy), debemos salir de nuestra zona de confort, sin miedo, creer en nosotros, en nuestra gente y en nuestro país, pero sobre todo NO DEJAR DE SOÑAR.


Blogger JOVEN360

Juan Rodriguez


 

Comentarios

1
  • imagen
    Por: Karla María Mendoza Huezo hace más de 2 años

    Meencanta, muy acertado para los tiempos que estamos viviendo los jóvenes hoy en día. A seguir soñando!!

Galería

Ver más

Te podría interesar

¿por qué el salario emocional es el más importante para l...

"Soy de esta generación, no soy irresponsable, no pedí un puesto directivo a los 20 y no creo en el trabajo fácil, pero sí en el salario emocional que me remunere lo suficiente para dar no solo mi tiempo sino mis conocimientos a una empresa". ..


4 consejos para conseguir trabajo

“El que no trabaja que no coma…” cita un versículo muy conocido de la Santa Biblia. Sin duda, esta frase guarda una poderosa verdad y denota que todo ser humano en alguna etapa de su vida tendrá que ir en búsqueda de un trabajo...


El peligro de ignorar oportunidades

Muchas veces ignoramos oportunidades que nos ayudarían a crecer personal y profesionalmente. Algunas consecuencias son: no encontrar tu vocación, lo que te hace feliz, no descubrir tus habilidades, no encontrar un propósito de vida más significativo, etc.


Tags más populares