De Suplente a Titular

Blog marlonmiranda 05oct16 banner
El momento en el que te dicen que tu pasantía pasa a ser una plaza fija. ¿Existe una mejor sensación que eso? Tu esfuerzo de los últimos meses está teniendo resultados, ¡Felicidades lo has logrado!

Tu esfuerzo de los últimos meses está teniendo resultados, ¡Felicidades lo has logrado! Ese día en el que te dicen que tu pasantía pasa a ser una plaza fija. ¿Existe una mejor sensación que eso?

Tus tareas pasan a tener mayor responsabilidad, un valor agregado a la empresa que te ha brindado la oportunidad de que seas parte de ella. La familia, los amigos, tu pareja, tus profesores, tus compañeros, piensas en ellos cuando tu momento de superación ha llegado; Pero con ello viene una  nueva interrogante: ¿Qué implica ser empleado? Quitarse el chaleco de suplente para entrar con la camisa de titular de la empresa. Es momento de cambiar el mundo, o por lo menos el tuyo.

La noche anterior a empezar tu nuevo empleo, tu cuerpo está lleno de ansiedad, que poco o nada te deja dormir, recapitulas cada enseñanza que has tenido durante los últimos meses, piensas en las personas que te rodean en la oficina, por que son ellos los que vivirán este cambio contigo, ahora que te ubican en la misma área, pasas a ser un elemento, que con su capacidad aporta al equipo.

Claro, de entrada es difícil encajar, especialmente con aquellas personas que no tenías mayor contacto que saludarse , compartían galletas navideñas en diciembre y se decían “Feliz Vacación” para uno que otro feriado. Pero como Joven con Valor, entendí que debemos practicar siempre el hábito de pensar Ganar-Ganar. Al final  del día, es importante tu desempeño, independientemente del ambiente, porque es tu actitud la que debe reflejar que tú estás capacitado y dispuesto a dar todo por el puesto que te han ofrecido.

Escuchar consejos de la persona que más experiencia tiene en la empresa, es importante, pues de pasante te enterabas de ciertas cosas que pretendías entender y atabas cabos para dejar de pensar en ellos. Con tu incorporación, saber escuchar no significa saber entender, pues debes indagar por tu cuenta  el funcionamiento de muchas cosas que en tu pasantía, por alguna razón, no tuviste acceso. 

El salario es importante siempre y cuando tu vida o la de alguien más dependan de que llegue todos los meses. Pero en la actualidad se fomenta más allá,  debes apreciar las oportunidades, aprender de ellas y disfrutarlas. Un empleado que quiere superarse puede hacerlo en una sola empresa, a través de una carrera empresarial, movilizarse de ciudad o incluso de país. Todo gracias a que un día aplicaste a una pasantía, en donde nunca imaginaste aprender y llegar a desarrollar tantas cosas.

Si  establecemos un denominador común sería la confianza  que Recursos Humanos observó en un principio, que tus  ahora compañeros te apoyaron desde un inicio y que tu jefe sabe que es tu hora. Lo demás depende de tu actitud.

Las pasantías, como en los deportes, son nuestra Pre-temporada, depende de nuestro esfuerzo si al final de ella, somos titular o simplemente nos dan la despedida con un "!Gracias joven!"

Así que no se rindan si están haciendo pasantías o si iniciarán una pronto, puede que no se queden al final en la empresa, pero  su esfuerzo será notado por alguien más y puedes probar en otra empresa. Habrá oportunidades que buscar, pero siempre estará una que los encontrará a ustedes!


Blogger JOVEN360

Marlon Miranda

Una persona que lucha por lo que quiere; que escucha antes de ser escuchado. Mis fortalezas son la tolerancia y facilidad de hacer relaciones nuevas.


 

Comentarios

0

Galería

Ver más

Te podría interesar

Las pequeñas acciones que cambian el mundo…

Existe una frase que dice “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota", y por fortuna, he tenido la oportunidad de comprobarla en más de una ocasión


El joven salvadoreño ¿qué quiere? ¿para adonde va su vida?

Porque cada día tiene su verdadero significado, conforme avanza el día nos damos cuenta que vamos cumpliendo pequeños objetivos trazados luego de saltar de nuestra cama al amanecer.


¿ como no debo vestir en una entrevista?

Los jóvenes somos libres de expresarnos en muchas formas y maneras, pero debemos tener el cuidado de que nuestra imagen no sea un factor distractor que termine siendo contraproducente y desvíe la atención en la entrevista.


Tags más populares