Negocios con corazón

Blog blog corazon
Cuando inicias con un negocio nuevo pones todo el empeño en verlo crecer, y llega un momento en el que ves a tu proyecto casi como a un hijo. Sin embargo los sentimientos pueden llegar a ser tus peores enemigos.

A veces iniciar con una buena idea es una oportunidad una en un millón, es difícil llegar hasta ella pero una vez lo has logrado pones alma, vida y corazón para hacerla crecer. Ese empeño y gran esfuerzo hace que veamos a nuestra idea casi como un hijo propio y, tal como muchas veces les sucede a los padres, eso vuelve difícil notar objetivamente qué va bien y qué va mal con ellos. En lo personal no creo que esté mal ver un negocio como un bebé, pero muchas veces debemos aprender a separar los sentimientos y el corazón e iniciar a pensar fríamente con la cabeza.

Lo primero que debes hacer es no encerrarte en una burbuja, por más innovador que sea el producto o servicio que estás ofreciendo, siempre hay competencia. Lo mejor es poder hacer una investigación de mercado, y aunque el nombre suene muy complicado, lo cierto es que se puede realizar sin mayor esfuerzo. Con el simple hecho de salir, caminar y conocer otros lugares que oferten un producto similar al tuyo, te puedes dar cuenta de las ventajas que tiene la competencia, sus precios, e incluso generar nuevas ideas para mejorar el tuyo para hacerlo más atractivo.

También debes buscar la manera de mantenerte al día, y eso lo puedes lograr investigando que otros productos hacen algo similar al tuyo, incluso si no es lo mismo, para ir pensando que a pesar de tener una probable idea del millón, siempre habrá un sustituto que es más barato y el resultado es similar. Todo esto te dará la impresión que debes estar en una constante mejora, recuerda que el agua que se estanca se arruina, y lo mismo sucede con tu negocio. Siempre tienes que estar generando nuevas y buenas ideas y siempre estar actualizado, tú debes ir más adelantarte a las demandas del mercado.

Algo que es igual de importante, y he tratado de darlo a entender en ocasiones anteriores, es no embarcarse en la aventura de un negocio solos; si regresamos al símil que tu negocio es como un bebé, al igual que uno real, se necesita de dos personas, o más según el caso, para dar a luz a tu empresa. Estando solos es cuando más nos podemos alejar del suelo, necesitamos a alguien que sea un ancla, una persona que nos haga ver nuestros errores y viceversa. Definitivamente lo más importante es no perder de vista el horizonte.

En conclusión, si bien es cierto que en un negocio se debe poner alma, vida y corazón, no debes perder de vista que las principales decisiones se toman con la mente fría. Evita caer en el vicio de muchos padres, que ven perfectos a sus hijos y no logran identificar sus errores. Tampoco olvides que el mercado es grande, sal a conocer e investiga a la competencia, solo así te mantendrás motivado a la mejora constante. Un negocio no es un trabajo que se haga estando solo, así sea de la mano con un socio, o involucrándote con la competencia, siempre hay algo o alguien que te hace seguir adelante.


Blogger JOVEN360

Rubén López

Soy un joven con el interés de aprender algo nuevo todos los dias y de dar lo mejor en cada proyecto que emprendo.


 

Comentarios

0

Galería

Ver más

Te podría interesar

Primer trabajo, tengo miedo

No había pasado mi primer mañana en el nuevo trabajo, en mi primer trabajo y me descubrí padeciendo un ataque de ansiedad; sin razón aparente dado que el ambiente por parte de todos era ameno...


La arquitectura de la vida

Sin importar que el ambiente académico o laboral en el que nos desarrollemos no esté enfocado a las diferentes disciplinas de la Arquitectura y la Ingeniería, por naturaleza somos constructores y diseñadores.


¡no busquemos excusas, mejor creemos soluciones!

¿Porque hoy en día habemos tantos chavalos con un hambre voraz por conseguir un empleo? Una interrogante que en más de alguna ocasión muchos de nosotros nos hemos preguntado.


Tags más populares