Sobre ser diferente

Blog blog banner carcamo6
Hace un año leí un libro que robó mi atención “El Manantial” de Ayn Rand. Un libro fascinante porque toca muchos temas importantes en una novela. La narración trata de Howard Roak

La narración trata de Howard Roak, un arquitecto que hace edificios fuera de lo común.  La novela narra sobre cómo su gusto no es aceptado por todos, porque sale demasiado de lo común y revela lo que nadie está dispuesto a decir. Porque crea y no imita. Simplemente, por ser diferente.

Roak, es llevado a juicio a causa de unas de sus creaciones que les resulta a muchos “insultantes”. En el juicio él dice: “Todo puede ser traicionado, todo puede ser perdonado. Pero no aquellos a quienes les faltó el valor de su propia grandeza”.

¿Cuántas veces le hemos dicho a alguien “no seas raro”? Solo porque hacemos algo que es diferente. O cuántas veces hemos sido cómplices de comentarios en contra de lo no convencional, de lo que “no está de moda”. Pero sin duda esos a quienes criticamos son quienes no pasan desapercibidos.

Ser diferente, puede traernos miles de conflictos. ¿Nos hemos preguntado por qué? Porque nos han acostumbrado a ser uno más del montón y no uno menos de “la masa”. Queremos sobresalir siguiendo una moda, no estando en contra.

Una vez alguien me dijo, con tono de preocupación y ojos de lástima “no podés ir contracorriente, te va a llevar el río”, yo pensé “sí puedo”. Desde ese día me esfuerzo por hacer que todo lo que hago no se parezca a lo de otros, dejé de creer que ser diferentes, pensar y actuar diferente era una debilidad. Porque comprendí que el verdadero error es seguir del lado de los iguales.

¿Cuántas ventajas trae ser diferente? Muchas, pero seguramente cuando emprendemos el viaje de ser diferentes, ser reconocido, ser visto, sobresalir; es lo de menos. Ser diferente no solo implica no casar con el resto, significa amar esas discrepancias con los demás. Entender para qué nacimos, qué queremos ser y luchar cada día por ser eso.

A Howard Roak, le costó un juicio su diferencia, le costó enemigos… Pero su satisfacción era personal, crear algo diferente con sus características le hacía sentir bien. Poder decir con orgullo “yo hice eso” y que un trabajo, una acción, incluso una frase propia creada por nosotros es el mejor regalo que deja ser diferente.

Ser distinto es comprender el elemento individual que por naturaleza traemos, es explorar en nosotros e identificar para qué somos buenos. No es vestir necesariamente extravagante, es simplemente ser nosotros, y que alguien no sepa cómo catalogarnos. Que al hablar de nosotros digan que tenemos un no saben qué que atrae.

La gran ventaja de ser diferente es personal y social. Personal, porque nos sentimos bien con nosotros mismos y social porque somos un ejemplo de la verdadera esencia humana.

Si cada vez más nos comprometemos a encontrar nuestras verdaderas pasiones y nos animamos a ser diferente, si dejamos de juzgar a otros y trabajamos por nuestras vidas, mañana será un mundo mejor. Un mundo en el que ser diferente será un mérito, y en el que todos queramos serlo. En el que no tengamos que ser juzgados por grandes sino por cobardes. 


Blogger JOVEN360

Sandra Cárcamo

Defensora de la libertad individual. Escritora de líneas que nadie quiere decir. Soñadora natural. Fiel creyente de que “El que cree, crea”.


 

Comentarios

0

Galería

Ver más

Te podría interesar

Mi primer no empleo

Lo cierto es que no existe nada mejor pagado que trabajar en aquello que te despierte tal pasión que el hecho de recibir una paga solo sea un pequeño beneficio de ocupar tu tiempo en una pasión que es tuya.


La perseverancia es tu tarjeta de presentación

Es más fácil encontrar una aguja en un pajar que las cosas sean como te las esperas. Tu perseverancia es tu tarjeta de presentación y tu huella en los lugares que has pasado.


Las desventajas de ser “el bueno de la oficina”

Nunca dices que no, evitas la confrontación y rara vez muestras tu desacuerdo ¿Te identificas? Lee esto


Tags más populares