Tuve experiencia sin darme cuenta

Blog blog raul 30mar16
Aunque el trabajo que tengamos o que queramos conseguir no tiene absolutamente nada qué ver con nuestra carrera, no importa, la experiencia y los conocimientos salen ganando.

Hay ocasiones en las que nos ponemos a pensar en buscar un empleo que esté relacionado a lo que estamos estudiando, porque pensamos que sería lo ideal, y generalmente este pensamiento invade nuestra mente cuando vamos conociendo un poco más sobre nuestra carrera. Pero en realidad lo que se debe tener en cuenta es en la experiencia. Sí, en la experiencia que logremos conseguir con un trabajo sin importar qué tipo de actividades se realicen, siempre y cuando sea un trabajo dentro de los parámetros de la ley.

He conocido casos en los que muchos jóvenes se limitan a buscar un empleo porque no está relacionado con lo que están estudiando, o porque les da pena buscar un trabajo que parezca sencillo cuando en realidad no lo es, todo trabajo tiene su grado de dificultad. Doblar ropa en una tienda, atender a un cliente en una cafetería, atender llamadas telefónicas etc. Son empleos dignos, y aunque probablemente no esté relacionado con lo que estás estudiando, empezás a tener experiencia y de una u otra forma lográs independizarte. Comprás lo que querés, te vas de viaje, ¿qué no hacés cuando empezás a ganar dinero fruto de tu trabajo? Muchas cosas, y todo eso ha sido gracias al trabajo que has realizado.

Otro elemento importante en el que se debe de pensar un poco: ¿qué edad tengo? La mayoría de jóvenes rondan los 19-21 años de edad. Ideal para empezar a ganar dinero y lograr aportar económicamente dentro del hogar e independizarte. Lo triste es cuando un joven ronda los 22-24 años, aun estudiando, no cuenta con ninguna experiencia ni en lo más mínimo. Si somos curiosos, nos damos cuenta que la mayoría de empresas implementan como requisito que la persona cuente con dos años de experiencia como mínimo, y si no la conseguimos mientras estuvimos estudiando difícilmente esa oportunidad laboral será para nosotros aun estando ya graduados.

No importa qué tipo de actividades se realicen o el tipo de trabajo, la experiencia es lo primordial. Antes de entrar a la universidad estuve trabajando con mi padre en un negocio familiar de servicios musicales, encargándome del sonido y quiérase o no, logré conocer un poco sobre el audio que se maneja en los eventos, ya sean bodas, eventos corporativos etc. A parte de lograr experiencia en montar un sonido, aumente mis conocimientos, conocimientos que no pensaba obtener.

Y así es en muchísimos primeros empleos. Trabajando en una tienda de ropa, te das cuenta en tu posición de colaborador, de muchas cosas que solo ustedes saben y que jamás como cliente te hubieras podido dar cuenta… Estando en la Universidad, que por cierto estudio Comunicaciones, se me presentó la oportunidad de colaborarle a una licenciada como instructor.

Cuando empezaba la U me mentalicé en querer ser instructor, porque va de la mano con la docencia, que era una de las carreras que quería estudiar. Y te das cuenta, de cómo un trabajo pequeño puede hacer en ti grandes cosas, te das cuenta de la importancia de empezar a ganar la experiencia que te complementará en la vida real cuando lo estés poniendo en práctica. No solo se lleva la riqueza de la experiencia sino también de los conocimientos. Sea cual sea el trabajo, agarrá esa experiencia, te darás cuenta de cuán importante es para tu vida personal y laboral; incluso puede que no sea fácil conseguirlo, pero la satisfacción que te llevás por haber tenido experiencia y aumentar tus conocimientos, ¡nadie te la quitará!

 

ESCRITO POR:

Raul Mejía

El compromiso con la responsabilidad, y la pasión por contribuir al desarrollo y cultura de nuestro país, son características en mí.

El aprendizaje constante es el alimento de cada día .Porque estoy convencido que cada día se aprende algo nuevo.


Blogger JOVEN360

Raul Mejía

El compromiso con la responsabilidad, y la pasión por contribuir al desarrollo y cultura de nuestro país, son características en mí. El aprendizaje constante es el alimento de cada día .Porque estoy convencido que cada día se aprende algo nuevo.


 

Comentarios

1
  • User default
    Maura Alfaro
    Por: Anominimo hace más de 1 año

    Excelente me encanto leer esto.

Galería

Ver más

Te podría interesar

Lo bueno de aprender a delegar

En el día a día, miles de actividades en nuestras agenda son programadas y pareciera que no vamos a lograr salir con todo las actividades, ya sea del trabajo o universidad, ahí dónde tenemos que detenernos y preguntarnos ¿cómo puedo empezar a delegar?


Las oportunidades las creas vos

La solución para estar en la mira de reclutadores de puestos de trabajo es solo una, tenés que marcar la diferencia.


El éxito no depende de una calificación

Ser jóvenes y pensar en que una calificación nos define como persona nos puede llevar al conformismo de ser un número más en la lista y no pensar en que realmente podemos impactar al mundo de forma diferente.


Tags más populares