¿Tienes cuenta? Regístrate o inicia sesión
¿Eres una empresa?
Llámanos al +503 2565 6000
Blog blog banner grabriel
29 de enero de 2016 | Por: JOVEN360 El Salvador

De pasantía a trabajo fijo

Seamos dedicados e innovadores en todas estas experiencias, hagamos contactos y seamos seguros de cada una de nuestras labores, al final si tomas el reto de una pasantía, es para querer “quedar”.

Si puedo recordar la primera vez que ingrese a una empresa en esa figura de practicante o pasante, sí es complicado y a la vez retador, la falta de costumbre frente a lo que es un real ambiente laboral, con esos reales problemas que no se ven en la Universidad, con esas soluciones que muchas veces por muchas situaciones no son tan ideales; son lo que nos presentan muchas veces en las empresas en las que ingresamos. Retador que es el otro elemento, en una capacitación que me dieron en Unicomer, dentro de las primeras experiencias, nos dijeron a los pasantes: “la oportunidad esta, el quedarse depende si ustedes pueden dar ‘la milla extra’”. Ese efecto diferenciador que nos coloca en la diferencia frente a otros, frente a los que están afuera con hambre de ingresar a trabajar.

Siempre que iniciamos una pasantia, llegamos con ese ánimo y ese aire de querer aportar de gran manera en el pequeño trabajo que nos delegan, siempre pensamos en lo mucho que podremos aprender y lo interesante que serán nuestros maestros. Las situaciones problemáticas que vemos pasar y que solo nos cuentan. Así recuerdo mucho mi experiencia en Unicomer. Pero, siempre pensamos también, en ese deseo intrínseco y esa duda de saber si podremos "quedar" en la empresa y de comenzar a tener esas labores que solo escuchamos y esos problemas que vemos pasar.

Pero, ahí reside lo interesante y estratégico de todo el actuar de los practicantes para cada una de las actividades que hacemos, hay que ser astuto incluso en cada una de nuestras presentaciones y entregas, nunca hay que menospreciar el trabajo que realizamos y una cosa que ayuda mucho es ser curioso y preguntar aunque no seamos directamente responsables. Involucrarse o tener curiosidad por algo, es algo que denota ese entusiasmo y ese aprendizaje que queremos tener, asi como lo es en una entrevista. Pequeñas acciones hacen la diferencia, pensar y tratar de encontrar nuevos caminos sobre la marcha para realizar actividades que parecían difíciles o rutinarias, en algo más fácil. Me recuerda lo que nos decía Carla de Vanegas al inicio de Joven con Valor generación uno, sobre que hay muchas empresas que aún dejan pensar y crear. Si somos dueños de nuestros pequeños procesos, pensemos en lo importante que sería encontrar otro camino para facilitar las cosas, lo no pensado, ahí justamente reside mucho de la “milla extra”.

Seamos dedicados e innovadores en todas estas experiencias, hagamos contactos y seamos seguros de cada una de nuestras labores, al final si tomas el reto de una pasantía, es para querer “quedar” sin embargo, es más que nada para entender el contexto en que se comportan las empresas del rubro en el que queres optar, ser empleado/a o la empresa que queres crear y emprender en un futuro.

 

 

Si puedo recordar la primera vez que ingrese a una empresa en esa figura de practicante o pasante, sí es complicado y a la vez retador, la falta de costumbre frente a lo que es un real ambiente laboral, con esos reales problemas que no se ven en la Universidad, con esas soluciones que muchas veces por muchas situaciones no son tan ideales; son lo que nos presentan muchas veces en las empresas en las que ingresamos. Retador que es el otro elemento, en una capacitación que me dieron en Unicomer, dentro de las primeras experiencias, nos dijeron a los pasantes: “la oportunidad esta, el quedarse depende si ustedes pueden dar ‘la milla extra’”. Ese efecto diferenciador que nos coloca en la diferencia frente a otros, frente a los que están afuera con hambre de ingresar a trabajar.

Siempre que iniciamos una pasantia, llegamos con ese ánimo y ese aire de querer aportar de gran manera en el pequeño trabajo que nos delegan, siempre pensamos en lo mucho que podremos aprender y lo interesante que serán nuestros maestros. Las situaciones problemáticas que vemos pasar y que solo nos cuentan. Así recuerdo mucho mi experiencia en Unicomer. Pero, siempre pensamos también, en ese deseo intrínseco y esa duda de saber si podremos "quedar" en la empresa y de comenzar a tener esas labores que solo escuchamos y esos problemas que vemos pasar.

Pero, ahí reside lo interesante y estratégico de todo el actuar de los practicantes para cada una de las actividades que hacemos, hay que ser astuto incluso en cada una de nuestras presentaciones y entregas, nunca hay que menospreciar el trabajo que realizamos y una cosa que ayuda mucho es ser curioso y preguntar aunque no seamos directamente responsables. Involucrarse o tener curiosidad por algo, es algo que denota ese entusiasmo y ese aprendizaje que queremos tener, asi como lo es en una entrevista. Pequeñas acciones hacen la diferencia, pensar y tratar de encontrar nuevos caminos sobre la marcha para realizar actividades que parecían difíciles o rutinarias, en algo más fácil. Me recuerda lo que nos decía Carla de Vanegas al inicio de Joven con Valor generación uno, sobre que hay muchas empresas que aún dejan pensar y crear. Si somos dueños de nuestros pequeños procesos, pensemos en lo importante que sería encontrar otro camino para facilitar las cosas, lo no pensado, ahí justamente reside mucho de la “milla extra”.

Seamos dedicados e innovadores en todas estas experiencias, hagamos contactos y seamos seguros de cada una de nuestras labores, al final si tomas el reto de una pasantía, es para querer “quedar” sin embargo, es más que nada para entender el contexto en que se comportan las empresas del rubro en el que queres optar, ser empleado/a o la empresa que queres crear y emprender en un futuro.

 

 ESCRITO POR:

 GABRIEL RIVAS

Soy un joven con una afición muy grande por el desarrollo humano y social, en especial por los jóvenes, buscando dejar un mejor lugar o experiencia a quienes me rodean. Aficionado a las energías renovables, las redes sociales y el voluntariado. Ingeniero industrial y con animos de seguir creciendo.

 

Comentarios

  • Adriana Beatriz López Hernández hace hace - más de 3 años

    Muy interesante. Tu post, me recuerda muchas cosas de las que en sueño he podido armar o viéndome como mi propia jefa pero que en la vida real siempre hay demasiadas excusas y a todo tratamos de verle lo negativo. Te felicito. Este post me dan ganas de seguir intentando y aunque falle siempre ver adonde esta el error y corregir.