¿Tienes cuenta? Regístrate o inicia sesión
¿Eres una empresa?
Llámanos al +503 2565 6000
Blog arlenulloa blog 21nov16quote
22 de noviembre de 2016 | Por: Darling Cuadra

¡A COMERNOS EL MUNDO!

"A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar" (García Márquez) Eres joven y puedes crear tu camino, luchando sin miedo, adaptándote a los cambios y evitando que la desilusión te quite la fuerza.

¡Niña, tú te quieres comer el mundo! 

Sí, eso quiero-respondí enérgicamente.

Una aseveración que aún resuena en mi cabeza como si la volviera a escuchar. Todo joven recién graduado eso quiere y es normal considero yo. En estos tiempos que tanto se habla de nosotros los jóvenes “Los Millennials” nos dicen y vaya que lo somos. 

Jóvenes que quieren: aprender, trabajar, innovar, crecer profesionalmente, hacer carrera, emprender, tener éxito (y no me refiero a tener bolsas y bolsas de dinero; eso viene luego si lo hacemos bien), influenciar a otros, aportar a la sociedad, participar en obras benéficas, aceptar retos y muchas otras cosas positivas que nos caracterizan. 

Volviendo al origen de la frase, eso me lo dijeron al terminar una pasantía porque iba abrir mis alas para volar a ese mundo hambriento de mí y yo de él, donde mi mayor anhelo era sentir las responsabilidades que un trabajo te deja aunque solamente fuera un proyecto de un par de meses. 

Les digo y les confieso: es irrelevante la jornada, el sol, la lluvia, las caminatas y el cansancio cuando uno trabaja con pasión, amor y con sed de aprender, de crecer y aventurarse en todo aquello que otros ven y llaman “locura y delirio”, pero nada se compara a esa sensación de saciedad que te queda como cuando los atletas toman un vaso de bebida refrescante y rehidratante después de un maratón o simplemente después de una sesión de ejercicios y saben que cumplieron al 200%.

 Como joven les digo que es nuestra oportunidad de participar y probar muchas aventuras para conseguir aquello que nos llene de satisfacción, de movernos y decir siempre yo puedo y yo quiero, que nos debemos plantear metas de ¿cómo queremos trabajar? y ¿qué deseamos obtener? Si quieren emprender ¡háganlo ahora! Cuando somos jóvenes podemos hacer todo lo que deseamos, trabajen con todas sus fuerzas. Si su deseo es entrar a la empresa soñada y las puertas se cierran desistir no es una opción sigan tocando talvez el timbre no anda bien.

 Nicaragua es un país de gente joven, muy joven y nosotros somos innovadores, curiosos, creativos, dinámicos y podemos demostrar que tenemos capacidades e ideas nuevas, no dejemos que se bajen nuestros ánimos de salir adelante, de tener un propósito en la vida y una historia que contar aunque sea a nuestros futuros hijos que algún día serán jóvenes también y necesitarán el apoyo nuestro para no sentir que están solos. Por último los animo a demostrar que: Comerse el mundo es una aventura extraordinaria.

ARLEN ULLOA

Comentarios